10 junio 2021 | Emprendimiento e innovación

Recomendaciones para la innovación de productos o servicios

El proceso de innovación de productos o servicios es muy similar a otros procesos de negocios dentro de su empresa. Debe existir una clara definición del trabajo, las entradas, las salidas; quién hace qué en cada etapa y una cuidadosa definición del flujo de trabajo; de manera que los equipos entiendan los resultados que deben producir para cada actividad.

Se recomienda que un equipo centralizado sea el responsable de crear y administrar el proceso de innovación. Ese equipo también se encarga de facilitar las herramientas para cualquier persona o equipo que esté liderando un proyecto de innovación.

Durante la etapa de lanzamiento y comunicación, es importante medir los resultados de la innovación de productos o servicios; y establecer una comparación con las proyecciones realizadas en el caso de negocios del proyecto.

Tome en cuenta que el proceso de innovación de productos o servicios no es lineal ni fluye tan ordenadamente...

En la práctica, las diferentes etapas se traslapan e incluso es común que un proyecto regrese a una etapa previa. Por ejemplo; descubrir un hallazgo clave en la etapa de desarrollo puede forzar al equipo a devolverse a la etapa de descubrimiento; para cuestionar cuál es la verdadera oportunidad de innovación.

El proceso y la cultura son como el yin y el yang de la innovación de productos o servicios.

El proceso es la parte “dura” de la innovación. Representa la disciplina, los pasos y las herramientas que se deben seguir para hacer realidad un proyecto de innovación. Es el “cómo” de la innovación.

La cultura es la parte “suave” de la innovación. Es la actitud y el estado mental hacia la innovación. Se muestra a través de las conductas, los valores y las historias que se viven en la organización.

Una empresa puede tener la mejor cultura de innovación de productos o servicios, pero si no cuenta con un proceso robusto, no llegará muy lejos. Por el contrario, la empresa puede tener el mejor proceso de innovación, pero si su gente no vive la pasión por innovar ni está dispuesta a cuestionar el status quo; correr riesgos y probar cosas nuevas, el mejor proceso no la llevará muy lejos en su viaje.

Una vez que tengas identificado tu proceso de innovación; el siguiente paso es definir las métricas que se utilizarán para medir la efectividad de cada una de las etapas del proceso y los resultados del mismo.

Algunas recomendaciones que puedo darte para cuando quieras innovar en un producto o un servicios son las siguientes:

  • Si su empresa no cuenta con un proceso de innovación formal, reúna a un equipo multidisciplinario y diseñe un proceso que se adapte a la realidad y necesidades de su empresa.
  • Si su compañía ya cuenta con un proceso de innovación formal, revíselo contra los consejos que presentamos en este capítulo y busque oportunidades para mejorarlo.
  • Investigue las metodologías de innovación que aparecen en el Apéndice del libro y evalúe cuáles le pueden ayudar a su empresa.
  • Implemente un plan para pilotar su nuevo proceso de innovación, de manera que le permita obtener una victoria rápida y convencer a la organización de que sí es posible innovar de forma sistemática.

 

Conoce a nuestros colaboradores