31 marzo 2014 | Contabilidad y administración

Trabajando con los padres

En mi última aportación hablamos de la importancia que tiene la visión compartida en la empresa familiar, esto es, que los miembros de la familia tengan claro hacia dónde se dirige la empresa y el papel que cada uno juega en ella. Igualmente se tocó la importancia que tiene que los hijos que trabajen en la empresa familiar cumplan con las condiciones de querer trabajar y tener las capacidades para trabajar en ella, con esto, ¿qué implica estar trabajando con los padres?

No tener claro que implica trabajar con los padres es el principal problema que enfrentan los hijos que se incorporan al negocio, y lo mismo ocurre con los padres. Hay reglas básicas que se deben conocer y aplicar para tener una relación sana entre padres e hijos que laboran en la misma empresa, aquí cito algunas:

Separar el trato familiar del trato laboral, esto significa que en el trabajo deben quedar claras las jerarquías así como las responsabilidades que cada puesto tiene.

  1. Aclarar lo que significa la empresa familiar, y que implicaciones tiene trabajar en ella. La empresa es el sustento de la familia, por lo que trabajar en ella representa la responsabilidad de mejorar el sustento familiar de manera constante.
  2. Mantener un trato de respeto y profesional, el uso de diminutivos en los nombres (Robertito, Marianita> o apodos de cariño se deben evitar en el trabajo, especialmente cuando hay otros colaboradores presentes.
  3. Mantener una actitud abierta a sugerencias y nuevas ideas. Esta parte suele ser muy desgastante para ambos, ya que normalmente los hijos buscan nuevas formas de hacer las cosas y los padres no siempre están dispuestos a tratar formas diferentes, el principal ejemplo suele ser el uso de tecnología para el negocio.
Espero que esta información sea útil, en la próxima continuaremos con lo que implica trabajar entre hermanos.

 

Conoce a nuestros colaboradores