24 mayo 2018 | Contabilidad y administración

6 riesgos que tiene un gerente al tomar decisiones en una empresa

El gerente tiene dos misiones: tomar decisiones tanto de negocios como financieras. En las finanzas, el riesgo es medido por el “valor al riesgo” (VAR). Esto es el potencial de pérdida del valor monetario que usted podría sufrir durante un período específico.

Si por ejemplo, usted invierte $1 millón y estima que su exposición máxima en un período de un año es 20%, luego su VAR le permite cuantificar su riesgo financiero.

Mientras que el VAR puede simplificar el riesgo en una situación dada, sigue siendo una medida valiosa de riesgo financiero. Los 6 tipos de riesgo que afectan las finanzas de una compañía son:

- Riesgo en la tasa de interés: la incertidumbre en los rendimientos fluctuantes de bonos y préstamos disponibles en el mercado.

- Riesgo de efectivo: incertidumbre acerca del valor de los activos externos basados en fluctuaciones de efectivo.

- Riesgos de commodity: la incertidumbre acerca de las fluctuaciones de valor de los productos estándar.

- Riesgos de valor: incertidumbre en el valor de posesión de otras compañías o propiedades.

- Riesgos operativos: incertidumbre en las pérdidas debido a errores, accidentes, robos, disrupciones tecnológicas, cambios en el mercado y/o en desastres naturales.

- Riesgos de liquidez: incertidumbre por la indisposición para vender activos rápidamente a un valor justo de mercado.

Como la mayoría de las personas, usted enfrenta barreras al tomar diversas decisiones...

Entre ellas, están la confianza excesiva, el optimismo y la tendencia a ver socios en donde no los hay. Igualmente se puede compensar en exceso para reducir un riesgo y en consecuencia asumir otro, o sólo mirar a eventos recientes para determinar eventos futuros. Evite:

- La inercia (la tendencia a no actuar cuando se debe escoger una opción) - La autosatisfacción ( la tendencia a estar demasiado cómodo con los riesgos familiares) - El fanatismo (tener sólo una visión de una posibilidad del futuro) al tomar decisiones.

Asimismo , lo contrario a algunas de estas características, como la falta de confianza, el pesimismo, etc, pueden igualmente empañar su visión en las situaciones riesgosas.

Usted puede aplicar los principios del manejo del riesgo en la vida diaria, particularmente cuando toma decisiones financieras, como decidirse a invertir en el mercado de valores o cuando decide cómo pagar una cobertura de seguro adicional.

Las planificaciones financieras, por ejemplo, utilizan simulaciones para determinar cómo se comportarán los portafolios de inversión, bajo las diversas condiciones del mercado.

En nuestra época, es imperante protegerse del riesgo. La desregulación ha impulsado muchos negocios hacia una arena mucho más competitiva, en donde usted debe aventurarse –a pesar de los riesgos calculados- para así poder triunfar y progresar en su vida diaria.

El objetivo real del manejo de riesgos, no es eliminarlos o siquiera minimizarlos, sino encontrar el mejor balance de riesgo versus oportunidades.

A menudo, una oportunidad se encuentra en cada amenaza, y un enfoque bien balanceado para manejar los riesgos puede ayudarlo a aprovecharse de las oportunidades que esperan por usted.

“Ha sido una herramienta muy importante y útil para nuestro crecimiento ya que nos ha facilitado nuestros procesos en todos los niveles y con una atención personalizada excelente”.

Edith Ávila Alcaraz

Asistente de Dirección | Industrias Force

 

Conoce a nuestros colaboradores