5 septiembre 2019 | Contabilidad y administración

Factores que determinan la oferta y la demanda en el mercado

La oferta es la cantidad de una mercancía o servicio que entra en el mercado a un precio dado en un momento determinado. La oferta es, por lo tanto, una cantidad concreta, bien especificada en cuanto al precio y al período de tiempo que cubre, y no una capacidad potencial de ofrecer bienes y servicios.

El análisis de la oferta suele hacerse considerando tres diferentes horizontes de tiempo: el muy corto plazo, el corto plazo y el largo plazo. En el primero de los casos, la oferta existente está configurada por el stock de mercancías inmediatamente disponible para su venta, es decir por una cantidad fija.

Ello hace que la cantidad ofrecida dependa directamente del precio: a un determinado precio algunos oferentes no querrán vender, esperando un precio más alto, en tanto que otros estarán dispuestos a hacerlo; a medida que aumente el precio, naturalmente, crecerá el número de quienes integran esta segunda categoría.

Factores que determinan la oferta.

El precio.
Los costos de producción.
Los precios de los sustitutivos en la producción.
La organización del mercado.
Factores especiales.

Esto nos lleva a la elasticidad de la oferta que es el porcentaje en que varía la cantidad ofrecida cuando el precio varía en un uno por ciento.

Lo que se trata de medir de hecho es la capacidad de reacción de las empresas a las variaciones en los precios. La elasticidad de la oferta depende por tanto de las peculiaridades tecnológicas del proceso productivo, de la disponibilidad de factores necesarios para la producción, pero, sobre todo, del tiempo.

Como a corto plazo las instalaciones no pueden variar, la oferta es muy rígida, y grandes variaciones en los precios no modificarán sensiblemente la cantidad ofrecida, sin embargo a largo plazo la oferta resulta muy elástica, no sólo porque las empresas existentes pueden adaptarse a los nuevos precios sino porque puede que entren nuevas empresas, si el precio ha subido, o que cierren algunas, si el precio ha bajado.

Por otro lado la ley de la demanda es la cantidad de una mercancía o servicios que los consumidores desean y pueden comprar a un precio dado en un determinado momento. La demanda, como concepto económico, no se equipara simplemente con el deseo o necesidad que exista por un bien, sino que requiere además que los consumidores, o demandantes, tengan el deseo y la capacidad efectiva de pagar por dicho bien.

Factores que determinan la demanda.

El ingreso de las personas.
El precio de los bienes relacionados.
La población.
Los gustos de las personas.

¿Qué ocurre con la demanda cuando sube el ingreso?

Aumenta la demanda por bienes normales o superiores (de lujo) y disminuye la demanda por bienes inferiores (prescindibles).

¿Qué ocurre con la demanda cuando baja el ingreso?

Disminuye la demanda por bienes normales o superiores y aumenta la demanda por bienes inferiores.

¿Qué ocurre con la demanda cuando sube el precio de un bien relacionado?

Aumenta la demanda por bienes sustitutos y disminuye la demanda por bienes complementarios.

¿Qué ocurre con la demanda cuando baja el precio de un bien relacionado?

Disminuye la demanda por bienes sustitutos y aumenta la demanda por bienes complementarios.

¿Qué ocurre con la demanda cuando cambia la población?

Si la población aumenta, aumenta la demanda y si la población disminuye, disminuye la demanda.

¿Qué ocurre con la demanda cuando cambia los gustos de las personas (preferencias)?

Si el bien es más preferido por las personas, aumenta la demanda y si el bien es menos preferido por las personas, disminuye la demanda.

 

Conoce a nuestros colaboradores