20 junio 2018 | Contabilidad y administración

Estrés organizacional: ¿Las empresas pueden enfermar?

El problema del estrés surge cuando la situación de amenaza es demasiado prolongada en el tiempo y eso es causado cuando la organización opera de forma ineficiente o desconsiderada para con...

Las empresas propiamente no enferman o no presentan síntomas de estrés porque son entidades morales, pero los equipos de personas que laboran en ellas sí lo pueden hacer y de forma sistemática y generalizada como efecto derivado de la forma en la cual la empresa opera y se organiza.

Existe un concepto, ya definido, en el entorno empresarial, se trata de “Estrés Organizacional”. ¿En qué consiste el estrés organizacional? -Según Fernández Aguado una organización con estrés organizacional sería una que:

  • Trabajar constantemente a un ritmo asfixiante.
  • Los empleados viven en un estado de tensión permanente.
  • Se opera al límite de las posibilidades organizacionales y personales.
  • Existe incertidumbre sobre el rumbo de la empresa.
  • Se toman decisiones de manera improvisada.
  • Existe poca o nula comunicación.
  • No se tiene coordinación en las acciones.
  • Se produce una imposición de criterios sin consenso.

Cuando a una organización le suceden varios de estos puntos anteriormente mencionados se produce una afectación a las personas llamado estrés…

Derivada de la forma en la que la empresa opera y realiza sus actividades impactando en la salud de sus integrantes y provocando un aumento del estrés personal que les afecta básicamente en su salud física, emocional, espiritual e incluso hasta en la vida familiar.

Existen empresas que son como picadoras de carne; no les importa en lo más mínimo estos asuntos y por ello pierden recursos humanos constantemente, además de impactar en la salud de los miembros que permanecen.

El costo organizacional es muy alto; capacitación, producción, inconformidad, conflictos, desacuerdos, pérdidas al fin y al cabo, etc.

El estrés es una reacción natural del cuerpo para defenderse ante una amenaza y cuando esta amenaza se presenta, de forma temporal y breve, el estrés ayuda a la persona a superar la situación liberando adrenalina que la mantendrá protegida con la capacidad de reaccionar ante el peligro de forma adecuada, hasta aquí la función del estrés es positiva.

El problema surge cuando la situación de amenaza es demasiado prolongada en el tiempo y eso es causado cuando la organización opera de forma ineficiente o desconsiderada para con sus miembros.

Si usted observa a su personal o usted mismo vive estos síntomas, no lo dude, el estrés se está manifestando y el impacto en su calidad de vida es extraordinario.

Una vez me tocó laborar en una empresa que tenía un horario muy extenso de trabajo y era tal la cultura laboral que aun teniendo un horario tan extenso, se veía mal a las personas que se retiraban cuando llegaba la hora de salida. La enfermedad del estrés se había apoderado incluso de la identidad y cultura organizacional.

Causas del estrés organizacional:

  • Marcarse metas por encima de las posibilidades reales: sobrevaloración de capacidades, expectativas irreales.
  • Escasez de personal para desempeñar el trabajo requerido: plantilla desbordada.
  • Falta de personal calificado para desempeñar el trabajo a realizar.
  • Carencia de planificación estratégica.
  • Toma de decisiones improvisadas “apaga fuegos” (por no planear).
  • Pérdidas de tiempo: llamadas de teléfono, reuniones sin sentido, desorden.
  • Workaholics en los niveles directivos.
  • Toma de decisiones impuestas desde arriba con las que no se está de acuerdo que provocan “dilemas éticos”
  • Personas en puestos de responsabilidad con escasa estabilidad emocional.
  • Dirección por amenazas utilizando el temor como herramienta de gestión.

 

Conoce a nuestros colaboradores