30 abril 2015 | Mercadotecnia y ventas

3 errores cómunes cuando buscamos crecimiento empresarial con un ERP

Un sistema ERP (Enterprise Resource Planning) o dicho en españo, un sistema de Planeación de Recursos Empresariales es una herramienta que guía y ayuda a que las empresas alcancen sus objetivos estratégicos de crecimiento para llegar al éxito. Sin embargo, el tener un ERP implementado dentro de un negocio no significa que el éxito y salvación de la empresa estén asegurados; la cultura organizacional y la resistencia al cambio son factores que pueden auxiliar o entorpecer esta meta.

Lo que debes evitar en tu empresa

Las empresas buscan maximizar sus beneficios y minimizar sus costos, y es responsabilidad de los sistemas ERP brindar el soporte adecuado para lograrlo. Aun así, existen errores que con frecuencia se dan en las organizaciones al buscar el crecimiento con un ERP.

3 errores más comunes que se comenten en la búsqueda del crecimiento empresarial:
    1. Resistencia al cambio

para lograr la aceptación de una herramienta nueva, debes explicar y enseñar a tus colaboradores por qué se ha decidido implementar un sistema ERP, qué es un ERP y cómo se utilizará; posteriormente, ellos deberán conocer y aprender a utilizar el sistema, donde llenar los campos y que hacer en cada pantalla.

Al final del día un sistema ERP es eso «un sistema» y por si solo no generará los resultados que potencializarán el crecimiento empresarial de tu negocio.

    1. Confundir estrategia con planeación

Al instalar un sistema ERP en tu negocio, debes tener en claro que es lo que esperas, cómo vas a medir tus logros y a dónde te llevarán esos resultados.

La falta de organización y congruencia al formular planes estratégicos y no construir y ejecutar ventajas competitivas para tu empresa hace que cualquier sistema administrativo falle.

Si no se analizan e interpretan a tiempo los cambios del entorno, oportunidades y amenazas, así como en la situación del producto o servicio que ofreces (su ciclo de vida, sus sustitutos y competencia directa) tu empresa empezará a retroceder y a perder dinero.

    1. Falta de integración

El secreto de una buena estrategia de crecimiento empresarial es que se convierta en el trabajo diario de todo el mundo, que aterrice en las operaciones, en el presupuesto y sobre todo en la estructura organizacional.

Cuando las empresas cuentan con la infraestructura y la disposición de personal para la implementación de un sistema ERP se debe organizar cómo va a funcionar y como se integrará con la planeación estratégica de crecimiento; es necesario analizar el alcance del sistema con la planeación si esto no sucede de la manera adecuada, la plataforma ERP fracasará rotundamente.

¿Quieres aprender más sobre el crecimiento empresarial y cómo un sistema ERP apoya este proceso? Descarga gratis nuestro nuevo e-Book «Sistema ERP desde la perspectiva de un gerente».

 

 

Conoce a nuestros colaboradores