11 septiembre 2017 | Facturación electrónica

3 tips para organizar tus finanzas siendo autónomo

3 Tips para llevar el control de tus finanzas siendo autónomo

Es una realidad que ser freelance (autónomo) te permite trabajar a tu propio tiempo y ritmo con libertades que no conocen quienes no trabajan bajo esta modalidad; sin embargo, ser autónomo implica un gran riesgo económico al no tener estabilidad en la demanda de trabajo y no saber cuándo recibirás tu próximo cheque.

Los ingresos se convierten en algo poco constante, sobre todo considerando que algunos clientes te pagarán una vez entregado el trabajo, pero otros lo harán hasta 2 ó 3 meses después de que lo reciban; incluso hay períodos en los que invertirás en capacitarte para mejorar tus habilidades y así ser más atractivo para los clientes, por lo tanto, no tendrás ingresos, pero sí gastos.

Como te podrás imaginar, perder el control de tus finanzas siendo autónomo puede ser muy fácil. Si tú eres freelance, es importante que organices y lleves un registro detallado de los movimientos financieros que realizas, con esto sabrás exactamente cuánto pagar de impuestos, qué gastos puedes deducir y evitar recargos por retardos.

Registra tus ingresos

Saber cuánto dinero ganamos es tan importante como conocer cuánto dinero gastamos. Anota la fecha, cliente o proyecto y monto que ha ingresado a tu cartera; con eso podrás calcular tus ingresos mensuales y descubrirás qué proyectos pagan mejor o en qué época del año sueles percibir más ingresos.

Una manera sencilla de hacerlo es con un sistema que genere facturas electrónicas y que a su vez te ayude con la organización de esta información, de esa manera podrás contar con la información necesaria para tomar decisiones oportunas.

Haz un presupuesto

Un presupuesto te ayudará a mantener control de lo que gastas, a sobrellevar los tiempos económicos difíciles, te evitará recurrir a créditos para cubrir tus necesidades y, en tiempos favorables te permitirá que ahorres para el futuro.

Lo importante de esta estimación es destinar un monto adecuado y proporcional a tus salidas de dinero. Asigna un monto mensual y ajústalo constantemente de acuerdo a tus desembolsos, controlando dónde, cuándo y qué compras, de esa manera podrás mantener tus finanzas bajo control.

Define una política de cobros

Aunque suele ser el cliente quien indique cómo se realizarán los pagos, dependerá de ti sugerir cuándo prefieres recibirlos. Puedes solicitar recibir el 50% del total del proyecto antes de comenzar y el 50% restante al entregar el trabajo terminado, o bien si lo prefieres puedes reclamar el pago hasta que el trabajo esté finalizado por completo.

Sea cual sea la opción de pago que elijas, es muy importante que apliques esa decisión con todos tus clientes, ya que así podrás incrementar la certidumbre sobre tus ingresos y registrarlos ordenadamente.

Si tienes alguna duda sobre:

¿Cómo llevar la facturación electrónica 3.3 en tu empresa?
¿Cómo unificar los procesos de tu empresa para obtener más ganancias?

Mis agentes especializados te pueden ayudar, solo tienes que dar Click Aquí dejarme unos sencillos datos y uno de ellos te contactará a la brevedad, no esperes más, empieza hoy a tener ganancias en tu negocio.

Saludos

 

Conoce a nuestros colaboradores