6 febrero 2014 | Emprendimiento e innovación

Emprender es una práctica, no es una ciencia...

Con más de una década de promoción de la cultura y espíritu emprendedor en nuestro país, diversos programas, eventos, fondos y acciones han ayudado a que nuestra sociedad conozca y se acerque a vivir esta experiencia.

Es importante mencionar que el emprendedor, ya sea persona física o persona moral, tiene muchos campos de acción, emprendimientos corporativos, sociales, ambientales y por su puesto, el empresarial.

Hablando del emprendimiento empresarial, específicamente en nuestra ciudad se ha avanzando con el surgimiento de incubadoras de empresas, de programas emprendedores, así como concursos, talleres y eventos que incentivan al emprendedor que llevamos dentro.

Sin embargo, faltan elementos que ayuden a convertir a Culiacán en una comunidad con un ecosistema emprendedor, es decir, que las condiciones económicas y sociales trabajen de manera integral para generar circunstancias que apoyen la intensión y acción de emprender, pero sobretodo, que la sociedad conozca y utilice estos servicios/beneficios.

Es decir, cada uno de nosotros tenemos la posibilidad de emprender, lo que hace falta es actuar, buscar ayuda, acercarnos con personas o instituciones que nos ayuden con capacitación, orientación y asesoría. Emprender es una acción, una práctica, es decisión.

Para que un proyecto o una idea de negocio tenga más probabilidades de éxito necesita estar apoyada o impulsada por un emprendedor que actúe, que tome decisiones, que se atreva, que se capacite, que desarrolle habilidades, que esté seguro que el proyecto depende en gran medida de él y no de otros.

Necesitamos emprendedores que busquen el cómo si y dejen atrás los pretextos. Conscientes de que el ser empresario conlleva mucho riesgo, muchos sacrificios, pero también tiene muchas posibilidades de ser exitoso.

Un emprendedor debe de planear, administrar, vender, capacitar, dirigir, supervisar, medir y crear soluciones. Si nos basamos en el renglón anterior, vemos como todas las palabras son verbos, es decir, acciones que el sujeto (emprendedor) debe de llevar a cabo.

Si un emprendedor que está a cargo de una empresa, no importa el tamaño o giro, no actúa, es necesario analizar su perfil para saber si realmente es emprendedor. Será necesario hacer un inventario de sus fortalezas y debilidades y armar un plan de acción para maximizar lo bueno y minimizar, corregir o eliminar las debilidades.

Entonces, la invitación es a actuar, a ser el responsable de tu futuro y poder enfrentar las inclemencias que en el exterior existen y seguirán existiendo.

Si tienes una idea de negocio y quieres hacerla realidad, actúa, planea, adquiere conocimientos, técnicas y aptitudes que trabajen en pro de un plan de vida exitoso y por supuesto, en pro de generar riqueza.

En los más de 10 años de experiencia en el tema he visto como muchos se quedan en el camino. Como excelentes ideas no se llevan a cabo por falta de visión y acción. No dejes que eso suceda en tu vida, actúa, recuerda Emprender es una práctica.

Si tienes una idea de negocio, en FACTOR E podemos ayudarte. Informes al 712 5041.

 

Conoce a nuestros colaboradores