22 junio 2018 | Contabilidad y administración

Organizaciones inteligentes: ¿Qué hacen realmente?

Las personas y organizaciones inteligentes juegan un juego que a la larga produce satisfacción y está ligado a un cierto estilo de vida y conducta. Las personas y organizaciones inteligentes suelen tener algunas o todas estas características:

Las organizaciones inteligentes aprenden e innovan.

Manténgase siempre innovando y mejorando. No quede encerrado en antiguas recetas o fórmulas que puede que ya no funcionen. Renueve e invierta energía en ello. Nunca en la historia de la humanidad habíamos vivido tan rápidamente como lo hacemos hoy.

Cada seis meses un nuevo cambio tecnológico nos sorprende y afecta. Debemos adaptarnos rápido y eficazmente. Las personas y organizaciones inteligentes lo saben y no quedan atoradas en el pasado…!se actualizan!... Si usted quiere ser una buena oferta debe mantenerse en constante proceso de actualización y mejora.

Reinvéntese y cambie constantemente.

Reinventarse va más allá de innovar pues implica rehacer completamente la vida laboral y profesional cuando la situación lo requiere. Es estar dispuestos a re-aprender, re-definir, reestructurar, remodelar el ejercicio profesional siempre y cuando sea necesario y estar dispuestos a ello.

Manténgase humilde para aprender.

Las personas y organizaciones inteligentes mantienen la humildad y no permiten que el ego les impida seguir creciendo y aprendiendo. Mantenerse pequeño, con los pies en la tierra, con una alta dosis de realismo y apertura a lo nuevo es un actitud clave para seguir subsistiendo.

Evite la prepotencia que le llevará a una muerte segura.

La prepotencia es la mejor forma de desarrollar enemigos rápidamente. Las personas inteligentes la evitan. La humildad y respeto en el trato a los demás le mantendrán conectado mientras que la prepotencia romperá relaciones que pueden resultar clave para su éxito futuro.

Manténgase en proceso de pensamiento constante… reflexione.

Lectura frecuente, reflexión continua, meditación regular. Las personas inteligentes no paran de analizar y pensar buscando mejores respuestas, mejores procesos, mejores salidas a los mismos problemas. Se trata de un auténtico proceso de mejora continua encarnado en una actitud y una búsqueda de la excelencia.

Tenga conciencia.

No todos los medios son válidos para alcanzar cualquier fin. Tener conciencia es saber cuándo puedes hacer algo pero también cuando debes hacerlo. Las personas y organizaciones inteligentes no son inhumanas ni van destruyendo la vida de los demás por doquier como hacen muchas empresas que juegan con sus empleados a su antojo aprovechando su situación de necesidad.

Escuche.

Una actitud de escucha constante es esencial para no perder la conexión con la realidad. Mantener contacto con las personas que están en el campo de batalla es fundamental para contar con información de primera mano. Mantener los radares activos puede representar la diferencia entre ver o no ver una amenaza latente.

Tome buenas decisiones si quiere desarrollar el inteligente juego del ganar-ganar.

 

Conoce a nuestros colaboradores