11 mayo 2018 | Contabilidad y administración

El reto de la innovación en las PyMEs Mexicanas

Está muy extendida la creencia de que la innovación debe tratarse como una actividad en sí misma al margen de las operaciones del negocio. También hay multitud de gestores y propietarios de pequeñas empresas que consideran que su negocio no es apto para la innovación.

“En un negocio de verdad no caben los experimentos”, “yo no tengo recursos para innovar” son algunos de los comentarios que podemos escuchar de los dueños de las PyMEs en la actualidad al hablar de innovación, Sin embargo, si lo pensamos bien, nos daremos cuenta de que la escasez es una gran promotora en sí misma de la innovación.

"Las pymes tienen una ventaja diferencial fundamental en esta materia: su cercanía al cliente y su profundo conocimiento del mercado les facilita un excelente punto de partida para la innovación..."

Es importante desmontar el prejuicio de que para innovar es imprescindible hacer un gran desembolso económico en tecnología y empezar a pensar en la innovación en términos de eficiencia y negocio.

A fin de cuentas, se trata de vender más y mejor, de obtener sinergias, de mejorar los procesos de negocio, de disponer de mejores productos y servicios, la innovación requiere un replanteamiento completo de los procesos de gestión de una empresa; es decir, la manera en que planifica, presupuesta, organiza, asigna recursos, mide los resultados, contrata y remunera.

Para las pequeñas empresas un problema con un cliente es una excelente oportunidad para encontrar una nueva solución que puede servir para muchos otros clientes. La ausencia de la burocracia típica de las grandes organizaciones, la flexibilidad y la sensibilidad a las necesidades del cliente son el caldo de cultivo imprescindible para la innovación.

Pero, ¿qué puede hacer una pyme para ser más innovadora?

La idea de que la innovación surge siempre a partir de una mirada diferente y fresca al contexto y al negocio. Identifica cuatro posibles actitudes:

1.- Desafiar la ortodoxia, cuestionar todos los dogmas internos de la empresa y del sector respecto a lo que impulsa al éxito.

2.- Aprovechar los cambios de tendencias patrones de comportamiento en los consumidores que suelen marcar el inicio de un cambio de reglas en el mercado.

3.- Reforzar y aprovechar las competencias y los activos estratégicos, es decir, pensar en la empresa como un portafolio de habilidades y activos en lugar de como un proveedor de productos y servicios para un mercado específico.

4.- Entender las necesidades no resueltas, se trata de aprender a vivir en la piel del cliente, empatizando con el e identificando necesidades no resueltas.

Todo ello precisa del desarrollo de una cultura innovadora en la empresa, pero recuerda que es muy importante el compromiso de Dirección, la comunicación es fundamental para innovar, el impulso de la innovación debe de venir desde arriba.

Saludos.

“Realmente no sabíamos a ciencia cierta los beneficios que Luminasol obtendría implementando un sistema como ClickBalance. Desde que lo estamos utilizando, todas las operaciones así como la administración de la empresa se llevan a cabo de manera muy simplificada y sencilla, y esto nos permite tener un control completo de lo que sucede en el día a día, lo cual definitivamente nos ha hecho más competitivos.”

Miguel Alberto Martínez

Director General|Luminasol

 

Conoce a nuestros colaboradores