19 mayo 2018 | Contabilidad y administración

La dirección y sus responsabilidades dentro de una organización

La dirección es responsable de aplicar líneas estratégicas empresariales competitivas que permitan obtener los máximos beneficios, asumiendo una responsabilidad con los trabajadores y grupos de interés vinculados a la empresa.

Una dirección innovadora y competitiva debe promover con convicción los cambios necesarios para desarrollar los nuevos valores centrados en la salud y conseguir la participación activa de todos los trabajadores.

Especialmente importante es también la alineación de ciertos niveles de dirección en la organización con los nuevos valores de la empresa, ya que sin una concienciación efectiva de estos agentes –que deberían predicar especialmente con el ejemplo– será más complicado que la nueva cultura empresarial se haga efectiva en todos los estadios.

Es responsabilidad del área de dirección comunicar claramente los objetivos de la empresa, con el fin de establecer metas a corto, mediano y largo plazo que hagan que dichos objetivos se cumplan...

Para promover este y cualquier otro cambio estratégico en las organizaciones, el papel de los líderes es clave impulsados y alineados por el área de dirección. Ejerciendo un liderazgo transformacional, la consecución del éxito resulta más factible y próxima. Llamamos liderazgo transformacional al que es capaz de influir en el comportamiento y la manera de pensar de los individuos.

Está claro que en la actualidad la forma tradicional de las empresas clásicas del siglo XX (es decir, las que se basaban en el taylorismo y el fordismo, teorías fundamentadas en la estricta división de los diferentes trabajos de las etapas de la producción industrial) ha dejado de ser válida.

El aumento de la productividad sustentada en la destreza y especialización del trabajador, corresponde a dirección la cual, diseñaba el trabajo sin pensar ni aportar nada nuevo, ya no responde a los retos de los nuevos tiempos.

Hoy se necesita una comprensión global y holística de la actividad que realiza la organización, un proceso del cual todos sus miembros forman parte y en el que comprende el valor de su aportación para el producto o servicio final.

Fomentar que los trabajadores opinen y participen en la mejora de los procesos y formas de trabajar de la organización es responsabilidad del departamento de dirección y esto es clave para conseguir un compromiso creciente de la empresa, una verdadera lealtad hacia ésta y, a la vez, una clara diferenciación respecto al resto de organizaciones del sector.

Las empresas que lleven a cabo una transformación de forma gradual y efectiva serán las que lideren el cambio y se adapten mejor a un mercado cada vez más dinámico y variable, al mismo tiempo que sabrán cómo convertir a sus trabajadores en agentes que participen y se comprometan con el cambio y el crecimiento de la compañía.

Justamente el concepto de empresa saludable apunta a la diferenciación, a través de la creación de un ambiente de confianza y cooperación que consiga interesar a todos los participantes, mediante un compromiso y una responsabilidad que vayan mucho más allá de lo que se espera en los resultados previstos.

Así se conseguirá lo que se llama “resultados extraordinarios” en toda la red de trabajo de la compañía, desde un mejor clima y trabajadores más motivados hasta la positiva evaluación final de los resultados.

“Realmente no sabíamos a ciencia cierta los beneficios que Luminasol obtendría implementando un sistema como ClickBalance. Desde que lo estamos utilizando, todas las operaciones así como la administración de la empresa se llevan a cabo de manera muy simplificada y sencilla, y esto nos permite tener un control completo de lo que sucede en el día a día, lo cual definitivamente nos ha hecho más competitivos.”

Miguel Alberto Martínez

Director General|Luminasol

 

Conoce a nuestros colaboradores