23 octubre 2017 | Contabilidad y administración

Dos maneras de manejar el esquema de comisiones en tu empresa

Como seguramente sabes, el esquema de comisiones se utiliza para el equipo comercial de las empresas, estas se pagan según el nivel de ventas del vendedor y es una manera de gratificarlos por el esfuerzo que hacen mes con mes.

Algunas empresas utilizan Excel para llevar su esquema de comisiones utilizando rangos por niveles de venta, por ejemplo, un 0% si las ventas fueron inferiores a las $50,000.00, 5% si las ventas fueron entre $50,000 y los $100,000.00 y 10% si las ventas superaron los $100,000.00.

El registro de las ventas lo hacen en base al listado de vendedores que tuvieron que haber hecho previamente, es decir, ingresan al formato de comisiones y buscan al vendedor, una vez que es encontrado se deberá registrar de manera manual la cantidad vendida con la fecha de la factura y por medio de una fórmula previamente configurada se harán los cálculos de las comisiones.

Este proceso puede ser sencillo cuando solo cuentas con un número pequeño de vendedores, pero ¿Te imaginas realizar este proceso cuando tienes un gran número de vendedores? créeme que se podría complicar.

Para el cierre mes se hace el cálculo general de cada una de los vendedores y en base al reporte hecho en Excel se pagan las comisiones, que como vimos en el ejemplo van del 0% al 10%. Este método puede ser sencillo para algunas empresas pero deberás de tomar en cuenta las siguientes cuestiones.

¿Qué pasa si no se hizo un registro adecuado de la factura de tu vendedor?
¿Qué pasaría se se borra la información de tu computadora?
¿Qué tanto tiempo perderías cada vez que haces el registro de una venta en este formato?
¿Tienes el personal suficiente para que lleve este registro al día?
En el caso de las facturas a crédito ¿El pago de comisiones lo harías al cobrar la factura o al realizar la venta?
¿Te has puesto a pensar que por el exceso de información en el formato puedes confundirte de vendedor y pagar comisiones extras a quien no las merece?

En fin, existen un sin fin de cuestiones que se me vienen a la mente al utilizar programas instalables en un equipo de cómputo, por ese motivo yo aconsejo utilizar sistemas en la nube o un sistema ERP.

Estos sistemas ERP tienen la ventaja de que la información de las empresas se maneja en la nube, es decir, no necesitas instalarlo en una computadora para poder utilizarlo, solo necesitas un dispositivo con acceso a Internet y listo, toda la información de tu empresa la tendrás de manera rápida.

¿Te preocupa la seguridad?

No debería, ya que estos sistemas están respaldados por las mejores marcas de sistemas informáticos como IBM, así que tu información estará tan protegida como la de un banco internacional.

Otra de las ventajas es que puedes optimizar procesos, como el proceso de pago de comisiones, ya que al momento de dar de alta a tu vendedor en el sistema podrás utilizar esa información al generar una factura electrónica por una venta realizada, de esa manera te estarás olvidando de los errores que pueden ocasionar el registro manual de la información.

En el caso de las reglas de comisiones de tu empresa, estos sistemas ERP permiten configurar estas reglas de acuerdo a las necesidades de tu empresa y pagar lo justo por las ventas realizadas por tus vendedores.

¿Te gustaría probar un sistema que tenga el esquema de comisiones para tu empresa?

Solo tienes que dar Click Aquí, llenar un sencillo formulario y un asesor se pondrá en contacto contigo para demostrarte lo fácil que es llevar las comisiones de tu empresa.

No esperes más tiempo y hazlo hoy mismo.
Saludos.

 

Conoce a nuestros colaboradores