6 febrero 2014 | Contabilidad y administración

¡ Desarrollar tu negocio con miras a ser franquiciable !

La pregunta del millón: ¿Qué es una franquicia?

Hoy en día se escucha tanto esa palabra y todos la utilizamos indiferentemente, dando por un hecho que conocemos su significado.

Más de una vez en una reunión o en una plática casual hemos oído que se abre una tienda de comida, de ropa o de servicios en un lugar y luego ya existen otras iguales en diferentes estados e inclusive en diferentes partes del mundo y les va muy bien.

Seguro pensaste que esto era envidiable, pero ¿has considerado la posibilidad de tener tu propio sistema de franquicias?

Esta opción se deja de lado por considerarlo difícil, lejano y por supuesto, por no conocer los beneficios que un negocio, ya sea como persona física o como persona moral, pudiera tener al crecer bajo el formato de franquicia.

Cuando uno comienza un negocio propio, por lo general lo quiere para uno mismo, y pocas veces se considera desde el principio en tener sucursales para obtener más ganancias. ¿Pero qué pasa? Uno no tiene muchas veces el tiempo, ni la capacidad operativa ni económica para abrir sucursales por toda la región o por todo el país.

Por lo que, desarrolla su negocio de forma familiar y poco a poco, va aprendiendo en la marcha, sin tomar en cuenta aspectos necesarios para en un futuro.

El sistema de franquicias es un formato de negocios, es decir, una forma de hacer negocio, a través de la cual se le otorga a un tercero el derecho a utilizar una marca y operar un negocio a través de la transmisión de conocimientos técnicos, mejor conocidos como know how.

¿Qué ventaja tendría para ti manejar tu negocio a través del sistema de franquicias?, pues lo más tangible y emocionante, es que  tendrías la oportunidad de crecer con capital ajeno, fortaleciendo tu marca y obteniendo una plusvalía con el tiempo, consecuencia del posicionamiento.

El formato de franquicias pone a tu alcance LA EXPANSIÓN y tiene la maravillosa virtud de que de ella puede emanar cualquier negocio exitoso. Por lo general las personas que franquician sus negocios lo hacen respondiendo a la demanda de los mismos clientes que quieren tener un negocio igual, otros lo hacen por la necesidad de comercializar algún producto, creando sus propios canales de distribución, etcétera.

A continuación menciono algunos aspectos importantes que debe tomar en cuenta cualquier empresa que tenga la visión de franquiciar su negocio desde el momento en que desarrolle su concepto:

  1. Registrar tu marca, logotipo y slogan.
  2. Crear un manual de imagen; de cómo vas a manejar ese logotipo en los letreros luminosos, papelería, uniformes, material publicitario, vehículos etc. aunque en un principio cuentes con todo.
  3. Buscar una imagen general de la unidad que sea repetible.
  4. Documentar todos los pasos que se tienen que llevar a cabo para la apertura de la unidad; desde los trámites legales que tuviste que realizar hasta el tiempo que tardaste en remodelación de la misma.
  5. Documentar el inventario inicial con el que empezaste a operar tu unidad.
  6. Documentar todos los gastos en los que incurriste para la misma.
  7. Al momento de la remodelación y equipamiento de la unidad, buscar mobiliario y equipo de buena calidad y buen precio y que sea fácil de conseguir, es decir no piezas únicas o de museo que sean irrepetibles.
  8. Documentar todos los procesos administrativos y operativos.
  9. Buscar productos o proveedores a nivel nacional.
  10. Uniformar al personal.
  11. Crear un reglamento interno de trabajo para el personal; muchas veces en los casos de franquicias familiares no piensas en procesos de contratación ni en reglamentos por ser familiares los que trabajan en la misma, sin embargo es necesario crearlos en caso de tener una visión de crecimiento a futuro.
  12. Crear un organigrama con funciones específicas de cada puesto y documentarlo, para que en un principio en el caso de recontratar personal este conozca sus funciones y a futuro poder transmitir las actividades del personal de forma clara.
  13. Crear programas de capacitación y documentarlos, aunque en un principio cuentes con solo una unidad. Esto con la finalidad de mejorar los servicios que ofreces y motivar al personal.

No te espantes si no tienes el conocimiento para desarrollar tu negocio con miras a ser franquiciable, todo lo anterior para eso existe la asesoría de las empresa consultoras certificadas ante la (Asociación Mexicana de Franquicias) o que fueron miembros del Programa Nacional de Franquicias (PNF) para que te ayude a crear las bases legales y revise tus procesos operativos.

Es muy importante que te acerques a una consultora especializada certificada por la AMF, ya que éstas cuentan con la experiencia suficiente en el desarrollo de sistemas de franquicias y son quienes te pueden ayudar de forma óptima en el desarrollo de su concepto de negocio, pues cuentan con Abogados y consultores especializados para cada área de tu empresa dentro de su equipo de trabajo.

 

Conoce a nuestros colaboradores